Saltar al contenido
PerrosExpertos

Hacer que gatos y perro se lleven bien

18 enero, 2020

Si eres de las personas que son amantes de los perros y gatos y estas buscando alguna forma para que se lleven bien, pues este articulo es el tuyo. Te daré distintos pasos para que puedas hacer que estos dos amigos se traten normal.

Pero quiero decir que hacer (como adaptar un perro adulto a un gato) es mucho mas complicado al contrario de tener un cachorro pequeño.

Consejos para que un perro y un gato se lleven bien

Por lo general, los gatos son distantes y se asustan fácilmente, mientras que los perros son gregarios y territoriales. Sin embargo, esto no significa que no puedan compartir el mismo espacio, solo necesitarán su ayuda. “Si los gatos y los perros se crían en un ambiente positivo, amoroso y alentador, serán amigos” O al menos, se tolerarán mutuamente”.

Hacer que gatos y perro se lleven bien

1. Mira como se comporta tu Perro.

Contrariamente a la creencia popular, ciertas razas de gatos y perros no suelen llevarse mejor que otras. es más importante tener en cuenta sus personalidades y niveles de energía.

Si un perro es agresivo y territorial, no encajará bien en un hogar con un gato asustadizo. Por el contrario, un perro viejo odiaría compartir su espacio con un gatito revoltoso.

Si estos dos Animales no terminan siendo similares en sentido de personalidad, es mejor separarlos por un tiempo.

2. Entrenamiento de obediencia

Cuando hay un problema entre gatos y perros, generalmente es causado por los perros. Esto se debe a que los perros tienen un mayor instinto de presa. Instintivamente irán a perseguir animales pequeños y esponjosos como conejos y gatos. Esto hace que los gatos teman a los perros. Una forma de frenar este comportamiento no deseado es a través del entrenamiento de obediencia. Se le debe enseñar a su perro que perseguir gatos es un comportamiento inaceptable. Enseñe a su perro comandos básicos como ‘sentarse’, ‘quedarse’ y ‘abajo’. Estos comandos lo ayudarán a manejar a su perro más fácilmente durante la interacción entre su perro y su nuevo gato. Además, el entrenamiento de obediencia también mejora su comunicación con su perro y desarrolla un vínculo de confianza entre ustedes dos.

3. Permita la interacción solo bajo su supervisión

Debe permitir la interacción solo bajo su supervisión, especialmente las primeras semanas después de que su gato y su perro se hayan conocido. Esto es para proteger tanto a su gato como a su perro. Su gato y su perro pueden volverse agresivos y terminar lastimándose unos a otros cuando se quedan solos.

4. intercambiar aromas

Mientras que los humanos dependen principalmente de la visión, los animales, como los gatos y los perros, usan tanto su olor como su vista para evaluar su entorno. Permitir que su gato y su perro reconozcan y acepten los olores de los demás es un proceso importante que tienen que atravesar antes de poder llevarse bien. Hay algunos trucos para que se acostumbren a los olores de los demás rápidamente. Puedes cambiar su ropa de cama, o simplemente frotar una toalla sobre tu gato y colocarlo al lado de tu perro, y viceversa. Con suerte, tu gato y tu perro podrán acostumbrarse al aroma en poco tiempo usando estos trucos.

5. Desensibilización

El objetivo de la desensibilización es reducir la reacción de su perro hacia su gato a través de la exposición continua. Muchos perros tienden a entusiasmarse demasiado cuando ven un gato por primera vez. Su reacción exagerada puede hacer que el gato se sienta incómodo y dificultar la interacción de su perro y su gato. Una puerta para bebés es una de las formas de archivar la desensibilización. Una puerta para bebés le permite separar a su perro y su gato, pero aún así pueden verse y olisquearse a través de la puerta. Si notas que tu perro está demasiado obsesionado con el gato, desvía su atención usando juguetes o señales de práctica. A través de la desensibilización, su perro eventualmente perderá su interés en el gato y probablemente no reaccionará exageradamente cuando lo vea porque ya está familiarizado con la presencia del gato.

6. Deja ir a tu gato

Si tu gato tiende a huir durante la reunión con tu perro, déjalo. Esto significa que tu gato no está listo para una interacción entre un nuevo perro. Dale a tu gato más tiempo. No intente forzar una interacción entre su gato y su perro, ya que esto podría conducir a un resultado negativo.

Paciencia Para hacer que gatos y perro se lleven bien

Si tienes suerte, tu gato y tu perro pueden hacerse amigos en un par de horas. Pero eso no suele suceder. A los gatos les lleva tiempo adaptarse a los perros y, de manera similar, a los perros aprender a comportarse con los gatos. Sea paciente y su gato y su perro se llevarán bien eventualmente. Es solo cuestión de tiempo.

Ver más

¡Suscríbete a nuestro boletín!

    Etiquetas: